PDFImprimirE-mail

Módulo 6: Rol de los centros de información

Unidad 6. Respuesta a emergencias

Activación según alertas institucionales

Definir las alertas es una potestad de la institución coordinadora del sistema nacional de prevención y atención de emergencias. Las restantes instituciones del sistema están llamadas a aplicar una serie de acciones operacionales típicas de la alerta. El flujograma de la figura 6 resume las acciones operacionales que corresponden en cada nivel de alerta, a la vez que define el nivel de activación recomendado para los centros de información.

Asimismo, la figura muestra una recomendación sobre la activación de los centros en función de las alertas cuando la emergencia afecta al país en el que se instala en centro. En caso de emergencias ocurridas fuera del país, el centro podrá establecer un nivel de activación especial.

 

 

Los criterios de activación de la figura 6 se detallan a continuación:

 
Ordinaria:

La condición está referida al modo de operación normal del centro, con la salvedad de que en este caso le atañe el cumplimiento de una acción operacional típica de la alerta verde como es informarse e informar sobre la condición del evento adverso potencial. Asimismo, compete una revisión completa de las fuentes y referencias en función del evento y la correspondiente actualización en caso necesario.

 
Especial:

Este nivel de activación implica la preparación, adecuación y disponibilidad de fuentes de información y referencias debidamente corroboradas y adaptadas a las particularidades del evento en evolución o que ha impactado un sector, sea en el país o a nivel internacional. En esta categoría de alerta el centro activará su rol de disponibilidad, podrá ampliar el horario de trabajo, reducir los horarios de atención al público y contar con un/a profesional en gestión de información y un/a profesional en informática, disponibles. El acceso a la información debe ser garantizada de manera permanente.

 
Extraordinaria:

Corresponde al máximo nivel de alerta en el centro, lo que implica la activación de los procedimientos para operar bajo el modo de emergencia. Se dispondrá de uno o más profesionales que atiendan la información en línea (vía website), un enlace con el COE o la sala de situación, personal disponible para atención de líneas telefónicas y personal de informática en disponibilidad las 24 horas.

En esta fase el centro podrá solicitar apoyo a otros centros no vinculados a la emergencia que puedan facilitar personal preidentificado y preparado para apoyar en situaciones de emergencia. Los horarios del centro pueden ampliarse a dos turnos de trabajo, en cada turno se debe contar con por lo menos dos profesionales en gestión de información, un enlace con el COE y un/a profesional en informática. Las funciones se relacionan con la asesoría y el soporte en el proceso de análisis de información, sistematización y divulgación. Adicionalmente los centros pueden ofrecer sus plataformas y redes para el proceso de traslado y publicación de información.

Derechos Reservados © Centro Regional de Información sobre Desastres América Latina y El Caribe - 2017